Menú

Bomberos en alerta

Bomberos en alerta

EL PASADO VIERNES SE DECRETÓ LA ÉPOCA DE PELIGRO ALTO DE INCENDIOS EN EXTREMADURA Y EL PLAN INFOEX NO APARTA LA VISTA DEL HORIZONTE ANTE POSIBLES FOCOS QUE PUEDAN ASOLAR LA RAYA

Máxima alerta y vigilancia 24 horas. Éstas son las sensaciones que le vienen a cualquier bombero extremeño al arrancar la hoja del mes de mayo y dar la bienvenida al de junio, y con él la época de peligro alto de incendios: comienza su temporada alta, comienza el verano extremeño.

“A partir del día 1 está todo el operativo al 100”. Así de conciso y seguro define el estado de alerta del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales – más conocido como Plan Infoex- la coordinadora del área de Sierra de San Pedro, María Enriqueta Abril. El gran incendio que asoló Valencia de Alcántara en 2003 se suma a muchos incendios apagados a sus espaldas. A muchos veranos sabiendo cuánta de peligrosa es la propia Extremadura, con un clima caracterizado por temperaturas muy altas y falta de humedad durante junio, julio, agosto y septiembre (y, según los últimos patrones, octubre). “Es tan mediterránea que en cuanto aparece el sol se te seca todo lo que haya crecido”, asegura. De ahí, que las últimas lluvias hayan sido cruciales para avivar la alerta de cara a la próxima temporada estival. Saben que lo verde y resplandeciente que lucen los campos de La Raya pronto serán pasto, forraje seco. Combustible, “todo disponible para el fuego”.

 

De junio a octubre

La Junta de Extremadura ha decretado ya la época de peligro alto de incendios. Entró en vigor el pasado viernes, día 1 de junio, y permanecerá activa hasta el próximo 15 de octubre. Y con ella, el estado en alerta de su equipo de bomberos. Cuando le preguntan a Enri (como la llaman sus compañeros de trabajo) cómo se prevé el verano de 2018 en materia de fuegos, ríe con una sonrisa de esas que exclaman “¡ojalá yo lo supiese!”. Es algo imposible de prever, aunque sí de contribuir a que existan los menos focos posibles. “Lo principal es la prudencia con el manejo del fuego, y en verano olvidarse de encender cualquier cosa que pueda generar un incendio”. Está terminantemente prohibido, tanto en lugares públicos como privados. “Hay que ser conscientes de lo que significa, creo que no es necesario traer a la memoria de la gente el incendio de Guadalajara donde murieron hasta once personas a causa de una barbacoa”, lamenta.

“Y mucha prudencia con el uso de maquinarias, como segadoras o gradas”. La coordinadora explica que, con la falta de humedad que tiene la tierra durante la época estival, el simple roce de las gradas metálicas contra las piedras producen chispas, “y esas chispas generan incendios”. Por ello, que desde Infoex se recomiende no realizar los trabajos de laboreo en horas centrales del día, cuando más sube el mercurio.

Enri pide una y otra vez prudencia: “lo que está en manos de todos es la prevención”. Punto y a parte merecen las causas climatológicas, que también alertan al servicio. “Tenemos que estar despiertos a los rayos que se generen”, detalla. “Que vienen por agua, fenomenal; que vienen secas, perdemos el norte intentando ir a todo lo que se prende”, añade. La experta explica que cada rayo que cae puede prender un incendio forestal, de ahí que no se cansen de demandar cautela a la población. “En Infoex disponemos de los medios necesarios para acometer incendios normales, pero no para situaciones extraordinarias donde se produzcan 15 incendios por hora”, añade alcanzando una conclusión veraz y convincente. “El fuego se controla por las medidas que pongamos nosotros en nuestras propiedades”.

Sobre el autor

Esmeralda Torres

Periodista, extremeña. Amante de lo rural y de las historias callejeras.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − nueve =