Menú

Buenas nuevas para la cooperación transfronteriza

Buenas nuevas para la cooperación transfronteriza

FERNÁNDEZ VARA ADELANTA QUE “SE BARAJARÁ LA OPCIÓN” DE ABRIR UNA LÍNEA DE AYUDAS A EVENTOS DE COOPERACIÓN ENTRE ESPAÑA Y PORTUGAL

“Donde antes había una Raya, ahora hay un abanico de oportunidades”. Así de simple y directo describió ayer el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la coyuntura de los que viven en torno a la frontera entre Extremadura y el Alentejo y la Región Centro portuguesa. Una situación que el jefe del Ejecutivo definió como fruto del esfuerzo de “personas que supieron ver, cuando nadie lo veía, que esto era una oportunidad y que el futuro venía por aquí”.

Fernández Vara realizó estas declaraciones en la inauguración de la XXII Feria Rayana, que este año se celebra en Moraleja hasta el próximo domingo y donde la cooperación transfronteriza, tan presente en la Raya hispano-lusa, fue titular del día. Y es que el presidente extremeño adelantó que  “se barajará la opción” de abrir una línea de ayudas especificas destinadas a eventos de cooperación entre ambos países como esta cita rayana, que alterna su sede entre el municipio cacereño y el luso Idanha-a-Nova.

Un anuncio que sirvió de aliento al presidente de la Cámara Municipal de Idanha-a-Nova, Armindo Jacinto, que aprovechó el encuentro entre los gobiernos de España y Portugal encuadrado dentro de la programación de la Feria Rayana para subrayar el importante esfuerzo económico que cada dos años realiza este municipio portugués para organizar la feria. Un ahínco que respaldó con datos, detallando el coste de 500.000 euros anuales en los que se tasa cada vez que se celebra en Portugal, y de 180.000 cuando tiene lugar en Moraleja.

Precisamente fue este desequilibrio el que provocó lanzar una señal de emergencia en forma de reclamo de mayor apoyo político para, en palabras de Jacinto, “lograr una cooperación efectiva con Extremadura” que compense la inversión y el trabajo realizados.

 

Una carretera a la (re)población

La cooperación transfronteriza no fue el único tema protagonista de esta ‘mini-cumbre’ hispano-lusa. La carretera que une Navalmoral de la Mata con Moraleja también se hizo un hueco. Y es que esta reunión se saldó con el compromiso firme de ambos gobiernos para buscar fórmulas que financien la ampliación en 60 kilómetros de la autovía autonómica EX-A1.

Así, esta vía, cuyo proyecto inicial conducía hasta Termas de Monfortinho, será ampliada hasta Castelo Branco, donde podría enlazar con los grandes ejes de comunicaciones del país vecino. “Es necesario conocer ya una fecha de licitación sin más patólogas para afrontar uno de los graves problemas a los que se enfrentan las zonas rurales, que es la despoblación”, aseguró el alcalde de Moraleja, Julio César Herrero.

De esta forma, esta construcción, cuyo presupuesto oscila entre los 180 y los 200 millones de euros, podría convertirse en una solución para una de las principales dolencias sociológicas que atañe a la comarca de Sierra de gata, que ha registrado un descenso de 4.000 vecinos en los últimos cuatro años.

Sobre el autor

Esmeralda Torres

Periodista, extremeña. Amante de lo rural y de las historias callejeras.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cuatro =