Menú

El medievo a bocados desde Olivenza

El medievo a bocados desde Olivenza

SIETE PINCHOS Y TAPAS COMPETIRÁN EN LA LOCALIDAD RAYANA POR SER LA MÁS DELICIOSA SEGÚN LA RED DE CIUDADES Y VILLAS MEDIEVALES

Además de por sus casas blancas y suelos adoquinados, la centenaria Torre del Homenaje y sus pintorescos azulejos con nombres en castellano y portugués, Olivenza seduce al visitante por el estómago. Y especialmente lo hará este fin de semana, cuando confluya la cocina medieval de siete puntos de la Península Ibérica en su centro histórico. Entre el ‘Peregrino 2.0’ y ‘Aitatxi’ surgirá un ‘Amor perfeito’, defensor del ‘Ama’, en ‘El yantar del conquistador’, sin importar ‘El desliz del emir’ y teniendo como resultado el ‘Lingote de gorrín Pío Navarro’; o lo que es lo mismo, una degustación de la cocina medieval más innovadora.

Es la segunda vez que Olivenza se convierte en anfitriona del Concurso de Pinchos y Tapas Medievales de la Red de Ciudades y Villas Medievales, a la que están adheridas once localidades de España y Portugal. Ante la característica de novel de algunas y ciertos contratiempos de otras, en esta ocasión tan solo concentrará siete representaciones culinarias – Pelegrina-Sigüenza, Laguardia, Hondarribia, Consuegra, Estella-Lizarra, Marvão y Olivenza -, que previamente se han proclamado ganadoras en su concurso local. Y todas cumplen rigurosamente el requisito primordial de esta prueba: “No se utiliza ningún tipo de producto que no existiese en la Península Ibérica durante la Edad Media”, dicta Pilar Aranda, coordinadora de la cita y representante de Olivenza. “Es decir, no pueden incluir ningún producto que vino de América, como la patata o el pimiento”.

‘El desliz del emir’, tapa representante de Olivenza elaborada por la chef local Josefina Núñez.

Una condición que ha llevado a explotar aún más (si cabe) la innovación en los fogones de los restaurantes participantes. Los alimentos prohibidos se han sustituido por cuidadas elaboraciones de cordero, ternera, sardinas y setas, entre otros, acompañadas de peculiaridades de cada región, como el pan de castaña en el caso de Marvão o el del cerdo asado en el de la extremeña. “Una curiosidad, por ejemplo, es como se ha adaptado Marvão”, cuenta la mujer. “En Portugal no hay tradición de tapas y la primera vez presentó una muy grande, pero esta vez la traen sobre pizarra, adaptándose a la cultura de la tapa”.

 

Alojados en restaurantes locales

Durante sábado y domingo, 17 y 18 de noviembre, el visitante que llegue hasta Olivenza podrá degustar la cocina de estas localidades sin necesidad de desplazarse hasta ellas. Para saltar de una región a otra tan solo tendrá que recorrer los diferentes restaurantes de Olivenza, que amablemente acogerán a los foráneos. “Les ceden una parte de la cocina para que preparen sus tapas”, explica Aranda resaltando que de esta forma también se fomenta el tránsito por el resto de establecimientos hosteleros de la localidad.

Así, la tapa de Consuegra, apodada ‘El cantar del conquistador’, podrá degustarse en el Hotel Heredero mientras que ‘Lingote de gorrín Pío Navarro’, de Estella-Lizarra, lo hará en Restaurante Casa Maila. ‘Ama’, de Laguardia, estará disponible en La Marina y ‘Amor perfeito’, de Marvão, en Bar Cafetería Alqueva. El Bar Restaurante A Rua alojará la propuesta de Pelegrina-Sigüenza, ‘Peregrino 2.0’, mientras que en Mesón Asador Rancho Grande podrá degustarse tanto la representación local y ganadora del concurso de Oliventia, ‘El desliz del emir’, como la de Hondarribia, ‘Aitatxi’. “Era una forma de llamar un poco al público porque la de aquí ya la ha probado y los vascos son los que más tirón tienen”, revela.

Distribución de pinchos y tapas en restaurantes locales.

La organización prevé lanzar 400 tapas de cada muestra en horario de 12:30 a 16:00 horas, que turistas y curiosos podrán probar por 2,50 euros cada una (bebida incluida). En esta ocasión, los comensales no participarán en la decisión de cuál es el mejor pincho o tapa de la undécima edición de esta cita. Será un jurado cualificado formado por reconocidos cocineros extremeños y chefs de las localidades adheridas a la red y que no participan este año. “El ganador se hará público el mismo sábado y será de carácter internacional”.

Una oportunidad extraordinaria para degustar la gastronomía medieval de la Península Ibérica sin moverse de Olivenza, y de dar a probar el rico patrimonio de la ciudad clave de la Raya.

 

Sobre el autor

Esmeralda Torres

Periodista, extremeña. Amante de lo rural y de las historias callejeras.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + cuatro =