Menú

Una pasarela a la conservación del Pontarrón de los Garabíos

Una pasarela a la conservación del Pontarrón de los Garabíos

LA JUNTA DE EXTREMADURA INCLUYE EL MONUMENTO EN EL INVENTARIO DE PATRIMONIO HISTÓRICO Y CULTURAL DE LA REGIÓN

El fotomontaje de Juan Carlos Jiménez sobre el Pontarrón de los Garabíos derrumbado, compartida en redes sociales el pasado 28 de diciembre, hizo mella entre los vecinos de Valencia de Alcántara. “La gente sorprendida no sabía qué más decir que al final se había perdido, sin pesar que se publicó día de los Santos Inocentes”, cuenta el representante del Grupo de Arqueología y Defensa del Patrimonio (GADP), Jesús Facenda. Una acción que llevó a la reflexión, especialmente a esta asociación, que emitió un informe que ha conseguido la inclusión del Pontarrón en el inventario de Patrimonio Histórico y Cultural de la Junta de Extremadura: una mención que se convierte en una pasarela a su conservación.

“Fue un punto más de inflexión”, describe Facenda. Él mismo sintió escalofríos al ver esa imagen y pensar que, si nadie actuaba, en muy poco tiempo este monumento medieval podría terminar así. “Por eso, desde el Grupo presentamos un informe sobre el estado en el que se encontraba, tanto al Ayuntamiento como a la Dirección General de Patrimonio”. Una petición en forma de documento que el Ayuntamiento de Valencia de Alcántara respaldó firmemente, consiguiendo el pasado 23 de octubre una resolución favorable por la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura.

“Ahora que se ha incluido en el inventario, el siguiente paso es conseguir que se le dé la figura de Bien de Interés Cultural”, continúa el hombre. Señala que esto supondría una conservación y, lo más importante, un completo derrumbe, a cargo de la Dirección General de Patrimonio. “Los monumentos tienen que tener esta catalogación y a raíz de ahí, es Patrimonio quien actúa en consecuencia”.

Foto: JUAN CARLOS JIMÉNEZ.

Origen incierto

En dicha resolución se anota que el Pontarrón de los Garabíos, situado a unos seis kilómetros del norte de Valencia de Alcántara dentro del paraje del mismo nombre, posee un origen romano. De hecho, asegura que “se encuentra vinculado con el Puente de Alcántara, por su situación dentro de una antigua vía romana”, una afirmación que muchos autores ponen en duda. Y es que, tal y como menciona Facenda, en el libro El patrimonio artístico de Valencia de Alcántara, de Bartolomé Miranda Díaz y Dionisio Martín, se atribuye la construcción a la Edad Media. “El profesor Manuel Durán Fuentes, en un artículo de 2001 en el que identifica y estudia los puentes romanos de España, hace referencia al Pontarrón de los Garabíos afirmando que no se trata de una obra romana, sino de un puente erigido durante la dominación de la Orden de Alcántara”, dicta la obra.

En cuanto a su relación con el período romano, los autores no descartan que se asentara sobre una construcción de esta etapa, considerando la posibilidad de que la tomasen de cantera para erigir el actual puente. Aunque “los autores lo dudan”, asevera el del GADP.

Aún así, la resolución emitida por la Consejería subraya su “geometría y dimensiones romanas” que le atribuyen los dos arcos de medio punto, de luces iguales y nivelación horizontal entre ellos. “La rasante horizontal en las bóvedas gemelas, con acceso en rampa, y una anchura de las bóvedas de 4,50 metros, a lo que corresponderían 15 pies romanos, son características propias de la tradición constructiva romana”.

Una pasarela a la conservación del Pontarrón de los Garabíos

Ya sea del período romano o la etapa medieval, lo que nadie pone en duda es la apuesta del Grupo de Arqueología y Defensa del Patrimonio y del Ayuntamiento de Valencia de Alcántara por poner en valor una de las joyas patrimoniales de su término municipal.

Sobre el autor

Esmeralda Torres

Periodista, extremeña. Amante de lo rural y de las historias callejeras.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =